BÚSQUEDA

Recorremos las montañas de León, Asturias, Cantabria, Galicia y Portugal siguiendo el rastro de tesoros escondidos, bueyes únicos que han sobrevivido al signo de los tiempos. Vamos, en el fondo, en busca del pasado, de una autenticidad en vías de extinción. De ejemplares viejos, pesados y rústicos, al cuidado de gentes que respetan el carácter y los ritmos del animal con el que llevan años compartiendo casa y comida. Hablamos largo y tendido con esas gentes, comprobamos dónde y cómo viven y comen sus bueyes, entramos en sus cuadras, paseamos por sus pastos, palpamos su carne para asegurarnos de que no se les ha cebado con prisa. Sólo entonces nos los traemos de vuelta a El Capricho.